miércoles, 18 de enero de 2017

Lesath II: El Trono Vacío [Reseña #9]

¡HOLA A TODOS!.
Hoy voy a hacer una reseña de un libro que en lo personal me gustó mucho, y como se darán cuenta en el título, se trata del segundo libro de la trilogía Lesath, por lo que la sinopsis y la reseña contendrán spoilers del primer libro.Si quieren, pueden ver la reseña del primer libro aquí
Ahora si, empecemos con la reseña.

Título: Lesath: El Trono Vacío.
Autora: Tiffany Calligaris
Editorial: Planeta.
Páginas: 304
ISBN: 9789504933946
Género: Fantasía, romance, aventura
Saga: Si.
Lesath I: Memorias De Un Engaño.
Lesath II: El Trono Vacío.
Lesath III: La Corte Del Hechicero.

Sinopsis: «No me agradaba la idea de dejar a Lesath sin su reina, tenía miedo de que el Concilio se diera a conocer y tomara Lesath por la fuerza. Debía correr el riesgo, Lysha me había ayudado y si la dejaba aquí, pagaría con su vida por ello. Además ya era hora de que Lesath supiera la verdad». El camino de regreso a Saiph resultó más largo de lo esperado. Tras dos días de marcha, una misteriosa figura emerge de la oscuridad del paisaje. El grupo lo enfrenta con valentía, pero para proteger a sus amigos
Adhara accede a ser llevada prisionera al castillo de Izar . Allí encontrará a una aliada inesperada, la reina Lysha, que le pedirá huir con ella. Adhara deberá actuar rápido, ya que el Concilio de los Oscuros no tardará en atacar de nuevo. Encontrar el Corazón del Dragón antes que ellos es la única alternativa


 Opinión Personal: (Con spoilers del primer libro)

La historia comienza dos días después de que haya finalizado la historia anterior, cosa que me gustó mucho ya que sirve para no perder el hilo de la historia.
Adhara, Aiden, Zul, Zada y Talfan están viajando por el bosque tras finalizar la lucha contra los warlocks cuando aparece una misteriosa figura y se comunica con Adhara telepaticamente. Esta figura le dice que acceda a ir con ella o matará a todos sus amigos. Adhara, obviamente, lo hace, y es llevada al castillo. 

Diría más, pero en ese lugar ocurren cosas muy importantes, y seguramente voy a hablar de más.

Sobre la historia, solo quiero decir que en este libro consiguió atraparme mucho más que en el primer libro. Ninguna parte fue tediosa, y ya teníamos acción desde el principio del libro, por lo que su lectura fue muy ágil y lo terminé en muy poco tiempo.

Los personajes me caen mucho mejor que en el primer libro, ya que vemos su evolución. Ahora vemos que los sentimientos de Adhara ya están en su lugar, no tiene dudas de que ama a Aiden ni de que quiere vivir en Lesath, se encuentra más acostumbrada a sus sentimientos humanos y a las personas que tiene a su alrededor, por lo que no está quejándose continuamente de la gente, el espacio, o esos raros sentimientos que no entiende.

Aiden me molestó bastante, porque a pesar de que en algunos momentos era muy tierno, en otros, hacía cosas que no tenían ningún sentido para mi. Además, entiendo que por x motivo te hayas enojado con la protagonista, pero, según mi punto de vista, no había ninguna necesidad de estar tanto tiempo así cuando los retos a los que se enfrentaban era de vida o muerte y en ese momento lo que más necesitaban era comunicación y confianza.

Desde el primer libro, Zul se ha vuelto mi personaje favorito. Me parece que es él el que mejor está construído y el que me cae mejor. Cuando terminé el libro anterior estaba rogando por saber más de Zul, y en este libro Tiffany nos los da, aunque sea muy poco. 
En esta segunda entrega vemos como el personaje evoluciona, demostrando más sus sentimientos y su sentido del humor. Me reí en muchas escenas gracias a él. Además se demuestra la gran confianza que sienten Adhara y Zul, la gran amistad y el cariño que fueron ganando poco a poco en el primer libro mucho más consolidado.

Al final del primer libro, se dice que Sorcha escapó del concilio de los oscuros por no haber podido matar al mago, por lo que en este libro nos demuestra que ella no es tan mala como parece, y que, a pesar de esa lengua afilada y mal carácter, puede tener sentimientos y estar muy confundida.

Otro personaje del que me gustaría hablar (y es el último, lo juro), es de Seith, un personaje que me había llamado mucho la atención por su falta de sentimientos, y que se vuelve muy importante en esta historia, por la vuelta de los mismos. En el libro nos cuentan, todo narrado desde el punto de vista de Adhara, como él comienza a sentir cosas que jamás pensó que volvería a sentir. Y eso me fascinó.

La historia y la forma de escribir de la historia también evolucionaron de una forma increíble. En este libro se nos muestran otros lugares de Lesath, lugares más oscuros y fríos que quedan perfectamente con los sucesos que van ocurriendo en la historia.

Me hubiera gustado que haya más presencia de dragones, pero no todo es posible. A pesar de eso el libro me gustó mucho más que el primero y espero que el tercero me guste todavía más.




Rochii

¡Hay Booktrailer!
(y me gustó mucho más que el primero)




No hay comentarios.:

Publicar un comentario